MÁQUINAS DE TATUAR CASERAS

Los materiales a usar varían desde una goma de borrar hasta un motor. Siendo este último elegible entre un motor eléctrico de al menos 12 voltios o un motor de un carro a control remoto. No obstante, los motores de estos carros de juguete suelen tener mucho menos voltios, por lo que tendrás menos potencia.

Algunos de los materiales restantes incluyen un portaminas, una cuchara o un cepillo de dientes, igualmente la cuerda metálica de una guitarra, adaptador de un cargador de teléfono, cinta adhesiva y otros materiales fáciles de conseguir.

Estos aparatos caseros te ayudarán a practicar tus líneas y relleno.

Aunque los tatuajes se realizan desde hace más de 5.000 años, se conoce como la primera máquina de tatuar la creada por el inventor estadounidense, Thomas Alva Edison, en 1876.

Confeccionada con un lapicero y una aguja en la punta, esta perforadora realizaba orificios sobre papel, con un movimiento de arriba abajo entre 50 y 3.000 veces por minuto.

La invención de Edison sería perfeccionada en 1891 por el tatuador Samuel O’Reilly, quien le agregó tinta al instrumento y lo convirtió en un mecanismo para marcar la piel.

Máquinas para tatuar caseras

Esta modalidad ha venido tomando auge entre los amantes del tema, que han optado por realizar sus prototipos en casa, bien sea, para ahorrar dinero debido al costo que tienen los tatuajes o para realizar las prácticas necesarias que les permitan convertirse en profesionales en el área.

Fabricarlas de propia mano tiene sus ventajas como la personalización que puede hacer cada artista con su instrumento, además que ensamblarlas es sencillo, con motores pequeños, agujas, cilindros de plástico, entre otros materiales que son fáciles de conseguir, ya tienes una herramienta para dibujar en la piel.

Hemos encontrado esta bella máquina hecha a mano:

La Máquina del Tatuaje del Hilo del Corte de la Niebla de la Máquina del...
  • 10 bobinas del abrigo Especificaciones: 7.5 * 7.5 * 5CM, peso: 200g
  • Se puede usar tanto para shader como para liner
  • Apariencia suave, mano de obra fina

Amazon.es | Última actualización el 2019-10-20

Partes de una máquina para tatuar

Para que un aparato de hacer tatuajes, funcione correctamente debe contar con 3 partes esenciales:

  • La base para ejecutar la perforación precisa. Este es un elemento que impide que la aguja se mueva y pueda dañar la piel o el diseño.
  • El dispositivo de corriente eléctrica que suministra la energía, para hace vibrar la aguja y que a su vez esta deposite la tinta en la piel.
  • El tubo sanitario que contiene la tinta o pigmento.

¿Cómo montar una máquina de tatuar casera?

Opción 1

Implementos:

  • Motor pequeño de 12 voltios
  • Portaminas o bolígrafo
  • Cuchara
  • Cuerda metálica de guitarra
  • Cinta adhesiva negra
  • Tijera
  • Pinzas para doblar
  • Tomacorriente múltiple
  • Tinta o pigmento para tatuar

Paso a paso:

–       Pega en la parte fina y metálica que sale del centro del motor, un botón de alguna prenda de vestir, que tenga 4 orificios pequeños. Utiliza poco pegamento para que los huecos no se tapen y posteriormente pueda entrar la aguja.

–       Arma con un portaminas o bolígrafo, el tubo por el que pasará la aguja. Puedes cortarlo para que el tamaño oscile entre 8 y 10 centímetros (3 a 4 pulgadas).

–       Lima la punta del lapicero para que se amplíe el agujero por donde pasará la aguja.

–       Crea un soporte con una cuchara de metal, suprime la parte cóncava y con el mango formando una “L” de unos 5 cm aproximadamente. Esto también se puede hacer con un cepillo de dientes al que previamente se le quitan las cerdas y se moldea la cabeza con un encendedor, para formar la curva.

–       Fabrica una aguja con una cuerda metálica de guitarra. Córtala en varios pedazos, pero que al momento de introducirla por el tubo sobresalga unos 2,5 cm.

–       Sanitiza los trozos de cuerda por 5 minutos en una olla con jabón y agua hirviendo y luego guárdalas en un frasco estéril, hasta el momento de usarlas.

Monta tu máquina:

–       Pega firmemente con cinta adhesiva el soporte (mango de la cuchara), al tubo (portaminas o bolígrafo). La parte donde iba la borra del lapicero debe alinearse con la “L”. La punta del lápiz debe pasar el borde del soporte.

–       Fija el motor a la “L” con la misma cinta. El botón que está unido al motor debe estar centrado en el orificio más amplio del tubo (bolígrafo).

–       Introduce la cuerda metálica por la punta del lapicero. Cuando llegue al otro lado, dobla con una pinza en un ángulo de 90 grados y repite el procedimiento, luego la cortas para suprimir el exceso.

–       El doblés que creaste con el alambre lo colocas en uno de los hoyos del botón. Cuando éste último gire debes verificar que la aguja entra y sale por la punta del portaminas.

–       Para lograr que el aparato vibre, utiliza un cargador de celular u otro dispositivo de energía que cuente con dos cables. Estos debes separarlos y conectarlos al motor.

–       Una vez ensamblada puedes comenzar a utilizarla, siempre teniendo en cuenta que cada vez que la uses debes desechar la aguja y el tubo del bolígrafo, para emplear nuevos materiales. Así evitarás el riesgo de hepatitis, entre otras enfermedades.

Opción 2

Materiales:

–       Motor de 4 o 6 voltios

–       Pieza pequeña de metal

–       Listón de madera

–       Ligas

–       Tubito de plástico

–       Aguja

–       Cinta adhesiva

–       Palito de chupeta

–       Cargador de teléfono

Monta tu máquina:

–       Pega el motor a una superficie de metal en forma de “L”, que mida unos 5 o 6 centímetros, coloca silicón caliente y adhiere el motor. Puedes reforzar la unión con ligas o cinta adhesiva.

–       Al listón de madera, unta pegamento para afianzar la pieza anterior. El motor debe descansar sobre uno de los extremos de la barra en forma horizontal.

–       Luego une con ligas y pegamento, un tubo delgado de plástico a la barra de madera.

–       Toma un palito de chupeta y coloca adentro una aguja de coser, dejando que sobresalga la punta 1,5 cm. Se le agrega silicón o pega de contacto al orificio, para que no se mueva.

–       Corta un trozo del alambre, que luego introducirás en la parte posterior del palito. Debe sobresalir unos 3 centímetros para hacerle un doblés en forma de “L”.

–       En la punta de metal que sale del motor (eje), coloca una ruedita de plástico que tenga un orificio para que pueda girar, a esa misma arandela le abrirás otro agujero de un lado.

–       Introduce el listón de chupeta en el tubo de plástico y la “L” del alambre ánclala en el hoyo que se abrió adicionalmente a la rueda. Así cuando la máquina de tatuaje casera comience a vibrar, la pieza circular girará y permitirá que la aguja suba y baje.

–       Para alimentar con energía al instrumento, se utiliza un cargador de teléfono o de algún electrodoméstico que ya no esté en uso, conecta al motor las terminaciones de los cables previamente separadas, enchufa y ya tienes tu máquina casera lista para usar.

También te puede interesar:

Otra técnica que se utiliza en la creación de máquinas tatuadoras,

es enrollar un pedazo de hilo dental en la aguja de coser, para que, al sumergirla en la tinta, el filamento se empape con pigmento y una vez que empiece a perforar, tenga suficiente tinta escurriendo para ir marcando la piel.

La fabricación en casa de estos instrumentos debe ser realizada de manera responsable y teniendo en cuenta que al tatuar con ella se deja igual una marca en la epidermis. Es un procedimiento tan delicado como el que se realiza en una tienda. Por lo tanto, debe mantener las normas de asepsia correspondientes.

Tipos de máquinas para hacer tatuajes

La confección casera de tatuajes es el primer paso para que los artistas se conviertan en expertos y comiencen a utilizar máquinas avanzadas como las siguientes:

Interior: es un instrumento tradicional, se emplea en diseños complejos que requieren de muchos detalles. Su funcionamiento con bobinas interiores coloca tinta con agujas bien definidas, lo que resulta en una creación impecable.

Sombreadoras: similares a las de interior, pero en este caso requieren de agujas más flexibles. La diferencia entre agujas hace que tenga mejor penetración de la tinta en la piel.

Esta herramienta permite realizar el sombreado y coloreado al interior del tatuaje.

Combinadas: acoplan dos técnicas, la de interior y sombreado. Su diseño permite ajustar las agujas para marcar, rellenar o sombrear el tatuaje.

Giratorias: cumple ambas funciones la de interior y sombreado, pero estas cuentan con un dispositivo que gira para impulsar el movimiento de las agujas, lo que garantiza un procedimiento más silencioso que en otros aparatos.

Neuma: son las más novedosas del mercado. Utilizan aire comprimido para trabajar, debido a esto requieren de un compresor de aire directo. Si no se cuenta con él a la hora de tatuar, dichas máquinas tienen una opción eléctrica que les permite funcionar.

¿Qué tipo de tinta debo usar para mi tatuaje casero?

Las tintas de buena de calidad determinan la durabilidad del tatuaje y le dan un acabado más limpio, incluso para los que se realizan en casa. También reducen el riesgo de alergias, daños a la piel y por ende a la salud.

Los pigmentos presentes en las tinturas se dividen en dos grupos:

El primero, es el que tiene bases parecidas con pigmentación distinta y se mezclan sencillamente.

El segundo, contiene diversas bases para producir colores vivos y llamativos.

La recomendación al momento de pintar sobre el órgano más grande del cuerpo, es evitar aquellas pigmentaciones que contengan metales tóxicos, por ejemplo: níquel, arsénico, plomo, cobalto o berilio.

Siempre debe estar atento a la calidad del material con el que trabaje, así brinda seguridad propia y para el cliente

Si este artículo te ha parecido interesante y valioso te agradeceré mucho que hagas click en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese gesto me ayudarás a llegar a más personas. Muchas gracias

Califica nuestro articulo
Total Votos: 3 Promedio de votación: 4.3
Si crees que puede ayudar a alguien, compártelo!

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Luis Bassols Calvo. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Xtudio Networks S.L.U, ubicado en España. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.